Saltar al contenido

El Ambiente

Creemos que el ambiente debe comunicar nuestros valores y nuestro interés porque los niños y sus familias se sientan en casa. Es por eso que nuestras escuelas han sido diseñadas cuidadosamente por profesionales, teniendo en cuenta criterios como: autonomía, retos físicos, luz, amplitud, transparencia, intercambio, relación con la naturaleza, trabajo en equipo, juego, retos intelectuales, alta demanda cognitiva, trabajo en grupos pequeños, la belleza como activador para el aprendizaje, buenos hábitos, etapas de desarrollo de cada grupo de edad, seguridad y cuidado.

La Casa Amarilla es un lugar que acoge a quien entra y que invita a sus miembros a vivir la escuela con alegría. Es por eso que encontrarán en nuestras escuelas espacios como:

Plaza central: lugar de encuentro y conector con los otros ambientes.

Aulas amplias: diseñadas con áreas de interés en construcción, hogar, papel, juegos tranquilos, lectura, juegos de la vida práctica, y composición.

Atelieres: son laboratorios donde los niños trabajan con lenguajes expresivos como la pintura, arcilla, acuarelas, collage, entre otros.

Cocina: donde los niños, junto con la cocinera, preparan los alimentos nutritivos del día a día.

Comedores: el lugar donde tomamos la lonchera y aprendemos sobre habilidades y modales importantes para la autonomía.

Área de disfraces: un lugar para transformarnos y construir historias.

Patio: un lugar de juego libre en movimiento y experimentación con agua y arena.

Oficina: donde funciona toda la operación administrativa.

Sala de coordinación: el lugar creado para acoger a las familias que necesiten una reunión privada, espacio de reunión cotidiana de la líder pedagógica con las maestras* de cada aula.

Sala de documentación: es un espacio donde las maestras* preparan los paneles y materiales audiovisuales para ser publicados y compartidos con padres y niños de La Casa Amarilla.

Centro de reciclaje: un espacio donde recolectamos objetos creativos para que se conviertan en material de vuelo en manos de los niños.

 

*En La Casa Amarilla denominamos maestra a quienes rigurosamente hemos capacitado en nuestra propuesta educativa. Pueden ser Licenciadas, Bachilleres o estar cursando sus últimos ciclos de formación universitaria. No trabajamos con auxiliares, cuidadoras o técnicas.